Novedades

Blog No te pierdas nuestras novedades

sombracabecera

Beneficios del campamento de verano en inglés para el niño

No son pocos los padres que, en un primer momento, se muestran reacios a dejar que sus hijos vayan a campamentos de verano en inglés. Y es que, habitualmente, piensan que son aún demasiado jóvenes como para tomar distancia de la seguridad del entorno familiar durante un período prolongado de tiempo o que no conseguirán adaptarse, lo que les supondrá una experiencia negativa.

Sin embargo, está claro que esto no es así pues, tal y como ha quedado demostrado según la experiencia y diversos estudios pedagógicos, cuando los pequeños salen de su área de confort adquieren mayores habilidades tanto para el aprendizaje de un segundo idioma como para relacionarse con otros niños de su edad. Por tanto, se vuelven personas más desenvueltas, sociables y, en definitiva, adultas.

Los campamentos de verano en inglés favorecen la autonomía de los más pequeños

En los campamentos de verano los niños y niñas se ven obligados a olvidar la protección personalizada que les brindan sus padres para convertirse en un miembro más de un extenso grupo en el que solo se habla en inglés. Por tanto, se ven obligados a desenvolverse en esta lengua cada vez que tengan que resolver un conflicto, cooperar con sus compañeros o hablar con los monitores, los cuales les guiarán para que aprendan a usar el idioma de forma adecuada.

Por su parte, este aprendizaje de la lengua de Shakespeare no está exento de diversión. Este tipo de campamentos se desarrollan en entornos naturales en los que se realizan infinidad de actividades al aire libre como, por ejemplo, senderismo, escalada o rafting; por tanto, consiguen asimilar conceptos importantes y desarrollar sus habilidades en inglés a partir del ocio y la diversión. Por si fuese poco, se llevan para ellos una experiencia única y amigos para toda la vida.

Un par de semanas de inmersión lingüística total

Más allá de la inmersión lingüística total que permiten los campamentos de verano en inglés, los niños aprenden a realizar todo tipo de tareas cotidianas por sí mismos, lo que desemboca en un incremento de su autonomía y, consecuentemente, de su autoestima.

Por su parte, los campamentos de verano en inglés se adaptan a las necesidades de cada niño, creando grupos con otros pequeños de similar nivel y poniéndolos al día hasta que todos sean capaces de relacionarse con todos sin dificultad. Y es que, a pesar de que suelen durar en torno a 15 días, una cantidad de tiempo relativamente pequeña, es sorprendente lo mucho que aprenden. Además, la comunicación con los padres es continua.

En definitiva, los campamentos de verano en inglés tienen dos vertientes positivas. Por un lado, permiten a los alumnos afianzar sus conocimientos de inglés e incentivar sus capacidades autónomas. Por otro, disfrutan de unas vacaciones muy divertidas en la que pueden hacer amigos y socializar con otros niños de su edad, lo que les reporta una experiencia inolvidable. Por ello, si estás pensando cómo conseguir que tus hijos disfruten de un verano diferente e instructivo, esta es una solución ideal.

Compártelo en las redes sociales

;

Log In

create an account